Featured

Entre lloramigos nos conocemos igual que gran cantidad de follamigos nunca se conoceran jamas

Entre lloramigos nos conocemos igual que gran cantidad de follamigos nunca se conoceran jamas

Amistades con derechos

Nueva guardada en tu lateral

Yo no creo en las follamigos, pero haberlos, haylos. O eso dicen. Lo que pasa podri­a ser, para el vocabulario que llevo adentro, son mas otra cosa. En ocasiones, un apego nunca correspondido; otras, un me conformo. Pero llamarlo follamigo, que caramba, suena a que mantengo control acerca de el tema. Yo nunca creo sin embargo haberlos, haylos, eso seguro. Nunca me hagan el menor caso, ni a mi, ni al vocabulario que llevo en el interior. Por evidente, que la RAE contempla amigovio sin embargo nunca follamigo. ?Se imaginan a las academicos desplazandolo hacia el pelo su disciplina de el aniversario, debatiendo referente a En Caso De Que se abarca o nunca se comprende, y no ha transpirado sobre hacerlo, si son sinonimos o antonimos?

«Amigovio; fusion sobre amigo y no ha transpirado novio. Persona que guarda con una diferente la relacion sobre menor compromiso formal que un noviazgo».

Entretanto nunca te la folles, Cristalino. En cuanto lo hagas, te quedas en tierra de ninguna persona. Al menos en el diccionario de la Real Academia. Asi que yo tengo el mio. an estilo sobre salvoconducto. No obstante, de realidad, que no he venido aqui Con El Fin De llorarles porque mis amistades sean solamente eso: amigos. Bueno… tal ocasii?n si llore, pero solo un escaso. Por favor, nunca me lo posean en cuenta. Es que, de un lapso a esta parte, a ninguna cosa que me descuide, me voy llorando arriba. La otra manana, falto ir mas lejos, me desperte ya llorando. Sin embargo a medias. Lo cual seri­a, unicamente de mi abertura izquierdo. Y no ha transpirado como me conozco, desayunaba mirando la agenda a ver cuando me iba a dar lapso de lamentar del otro. Por motivo de que si no se llora sobre una modo ordenada y planificada sucede que —seguro que Marie Kondo al enfrentar los cambios sobre armario coincide en esto—, al final, la jornada se te complica y no ha transpirado en un descuido, por ejemplo, que el televisor sobre una tasca hace un descanso sobre futbol desplazandolo hacia el pelo aparece de refilon confianza Aguirre desplazandolo hacia el pelo su consorte, en gananciales, sin embargo de extranjis, vendiendo un Goya desplazandolo hacia el pelo revientas a lamentar. A ver como le explicas al camarero, gilda en mano, que podri­a ser eres extremadamente fan del romanticismo.

Llorar, como adecentar cajones, tiene su ciencia. ?Pase nunca tener follamigo! Sin embargo no dar con el otro calcetin, a estas alturas, es tan imperdonable igual que no conocer llorarme en importante. Deformacion experto, semejante ocasii?n, pero yo soy sobre beneficiarse viajes. De montar a la avenida, como podri­a ser, a descender el carton a reciclar, a comprar la barra sobre pan y a llorar. Asi, todo contiguo. Porque cada uno llorara a donde quiera o pueda asi­ como yo soy animal de viento libre. Desplazandolo hacia el pelo puestos an escoger, sobre compania. No obstante sea con la recorrido social que obliga el telefono. Llamo a cualquier lloramigo —que es una conexion sobre de mi?s grande aprieto e intimidad que el amigovio y no ha transpirado el follamigo juntos, en que lugar vamos a frenar— asi­ como semejante cual contesta, sin devolverle el hola ni ninguna cosa, bien le lloro. O viceversa, que lo cual va sobre darse deseo las dos. Incluso sucede que, cuando eres la emplazamiento, asi­ como al descolgar, de el otro ala de la camino te responde un desconsuelo, dices: «Te llamo en cinco minutos». Desplazandolo hacia el pelo cuelgas, Con El Fin De salir a que te lloren, pero en la calle. Igual que En Caso De Que una cosa del aire que tu respiras pudiera alcanzarle a alguien que, claramente, se nos esta ahogando.

Y no ha transpirado de corazon anhelo que las lectores nunca, pero en mi modesto solar de el universo, portamos unos dias sobre llantos van, llantinas vienen. ?Y nos sobran las razones! Ciertos sobre dolor, otros sobre rabia, de impotencia, sobre frustracion, sobre cansancio asi­ como en ocasiones, incluso… creanme que lloramos Incluso sobre pena. Los circulos sobre seguir ilesos, que se nos estrechan desplazandolo hacia el pelo al psiquiatra que te alcahueteria que se le acaban las combinaciones de psicotropicos que te guardan dormido desplazandolo hacia el pelo despierto —vaya artificio—, asi­ como recetarte un trabajo o un sueldo justo, o que nos gobiernen buenas gente, o que te entienda un ambiente que no entiendes, escapa sobre sus competencias. Sobre esos dias en que confirmas que nacimos con un pan pobre el brazo, pero nos lo comimos, y en marchas alli sigue la mierda pequeno el zapato. Aunque Asimismo sigue, en paralelo, el privilegio de desnudarte, no ante Mamita de azucar sitio de citas gratuito y solteros un cualquier, sino con un pedazo sobre lloramigo. Apretar el lacrimal izquierdo inclusive que la voz te abre las compuertas. Asi­ como llorar. ?Sin dramas, oigan! Porque entre lloramigos nos conocemos —como gran cantidad de follamigos nunca se conoceran de ningun modo— y no ha transpirado porque dicen que no puedes banarte 2 veces en un igual rio, aunque a mi me da que las lagrimas que lloras son continuamente las mismas. O se acumulan en lagrimas anteriores. Como que las cosas que te duelen lo hacen por motivo de que traen consigo dolores viejos. Si al final, todos lloramos… igual lo que nos define mas que ninguna cosa en el universo, son las motivos sobre el lloro.

Me lloran al telefono mientras voy dando vueltas, dentro de panes desplazandolo hacia el pelo cartones, rumbo a ningun sitio. En la calle pide paso la sirena sobre una ambulancia; media docena sobre ji?venes pasean sus minifaldas hacia genial a traves de sin ver a la anciana que rebusca en la porqueria ni el cartel que sonrie pidiendo que votemos liberacii?n. Y yo lloraria, ?por al completo lloraria! Hasta por la suerte de que me llamen cuando una lagrima colma el vaso. Y carente nada que pudiese decir… no digo solo que un te entiendo, que un te deseo, que mil gracias por atraer.